martes, abril 26, 2005

Un científico español crea una silla de ruedas que se mueve con la mente

Fuente:
http://www.cincodias.es/articulo.html?xref=20050326cdscdiemp_9&type=Tes&anchor=cdssec

Un científico español crea una silla de ruedas que se mueve con la mente

Marimar Jiménez Rosario Correro / MADRID BARCELONA (26-03-2005)

Hoy por hoy, que un ciego pueda ver gracias al implante de electrodos en
su cerebro o que un tetrapléjico mueva el ratón del ordenador, o una silla
de ruedas, con la fuerza del pensamiento suena todavía a ciencia ficción,
pero no lo es. En todo el mundo hay equipos de científicos trabajando en
mecanismos que permitan que el pensamiento pueda manejar a las máquinas,
cuya aplicación fundamental es la de mejorar la vida de los discapacitados.

El español José del Rocío Millán (La Palma del Condado, Huelva, 1962) es
uno de esos científicos. Trabaja en el instituto Dalle Molle de
Inteligencia Artificial (Idiap) en Martigny (Suiza). El más famoso de sus
proyectos es precisamente el desarrollo de una silla de ruedas que pueda
ser dirigida con el pensamiento. De momento (y por ello ha sido premiado
por la revista estadounidense Scientific American), ha conseguido mover un
robot por una maqueta con la imaginación.

¿Cómo es exactamente el proceso? Millán advierte que es difícil de
simplificar, pero que se trata básicamente de medir la actividad eléctrica
de un cerebro con una técnica no invasiva, un electroencefalograma, a
través de un gorro similar a los que se utilizan para nadar y que lleva
incorporado varios electrodos.

El segundo paso es analizar el patrón de actividad eléctrica cerebral que
corresponde a cada pensamiento. Por ejemplo, la idea 'imagino que muevo el
brazo izquierdo', generará un patrón que se asociará con que el robot gire
a la izquierda. Y aquí, cuenta Millán, aparece la mayor dificultad, 'el
patrón de actividad electrónica que produce el pensamiento de mover el
brazo izquierdo es muy similar al de mover el brazo derecho'. El
científico español y su equipo han conseguido identificar tres
pensamientos, que en cada persona pueden ser diferentes. Se requiere un
cierto entrenamiento para que el ordenador pueda reconocer cada patrón de
actividad eléctrica.

Otro de los proyectos que lidera Millán es aquel que pretende poder mover
un brazo artificial como base para desarrollar prótesis, aunque especifica
que todavía no ha conseguido ningún resultado. Cuenta también que lleva
desde 1996 investigando este tipo de tecnologías y que los éxitos no han
llegado desde el primer día. 'La idea de controlar las máquinas con el
pensamiento ha fascinado a la humanidad desde siempre'. Los investigadores
que trabajan entre las neurociencias, la informática y la ingeniería
biomédica empezaron a desarrollar los primeros prototipos de interfaces
cerebro-máquina a mediados de los noventa.